27 de julio de 2012

ILusiones en la Cara Norte del Midi.

Una gran ilusión nos envarga en cuanto divisamos por primera vez el grandioso pilar de la Embarradere, que se separa del resto de la cara Norte convirtiéndose en un inexpugnable bastión de roca con un color oscuro, que le da un aspecto lúgubre poco apetecible para la escalada . Después de esta introducción nadie podría decir que en su interior se encuentra una via tan bella y espectacular como la Ilusiones, una ruta estética, difícil y obligada. Mención especial a sus aperturistas, Jusep Lluis Moreno y Juan Tomas, que en el año 1982 trazaron una linea futurista recorriendo las mejores fisuras cortadas por increíbles placas por las que navegar sin utilizar un solo expansivo.  



La roca, excepto los primeros y ultimos largos, es muy buena y el equipamiento exiguo y viejo. Todas las reuniones hay que reforzarlas y la mayoria de los calvos se mueven. Nosotros hicimos con dos juegos de friens, hasta el tres, dos de micros y un juego de fisus, pero sin maza y clavos, lo que hizo la  via un poco mas expuesta y comprometida.


La reseña que nos sirvio para orientarnos, muy buena y detallada. 
Los dos primeros largos los hicimos por la derecha, muy expuestos y roto.


Jon, en nuestra primera reunión, debajo de la impresionante fisura de 6b+. Un largo duro de encadenar pero muy facil de proteger, imprescindible para los amantes de las fisuras.


Cuarto largo, segun reseña, IV+ que perfectamente podria ser V.


Jon pasa por debajo de la espectacular laja expanding de la quinta tirada. Largo espectacular de orientación y navegación.  


Llegando a la reunion.
Despues viene el largo de 6a, una placa fisurada completamente vertical. No saltarse el clavo (con cintajo) que nos marca la reunion.


El inicio del séptimo largo, una travesía de unos diez metros de placa sin un solo seguro, roca diez y agarres justos. Escalada tranquila y de Fe.


Después el largo entra en una pequeña fisura en la que podemos proteger a discreción.


Llegando a la reunion, muy incomoda.


Final del octabo largo, 7a, facil de acerar y duro de encadenar.

Los dos ultimos largos nos perdemos y hacemos numerosos pasos expuestos mientras escuchamos de fondo los primeros truenos de una incipiente tormenta que amenaza con descargar sobre nosotros.


Llegamos a la fourche a las cuatro de la tarde despues de ocho horas de escalada y sin entretenernos comenzamos la bajada.


Elejimos el descenso mas rapido, que aunque no lo conocemos nos han dicho que es bastante facil de encontrar. Salimos al corredor de la Fourche y en lugar de bajar, vamos por unas viras de rocas sueltas en direccion al pilar Sur. Al final de las viras bajamos un poco hacia un hombro que esta señalizado con unos hitos. Aqui esta el primero de dos rapeles de unos 55 meros que nos situan en la Gran Raillere, al inicio del pilar Sur. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario